Openroom | 25 años Moore
22398
post-template-default,single,single-post,postid-22398,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,popup-menu-slide-from-left,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
a

25 años Moore

Veinticinco años es una magnífica edad, y una enormidad de tiempo. Veinticinco son los años que lleva publicándose la revista Wired, a la que le tengo un cariño especial porque viví su lanzamiento en el 93 cuando residía en EEUU. Wired ha despertado tantos admiradores como fanáticos detractores por el espíritu liberal de sus páginas, su “utopismo” tecnológico, y su atrevido diseño gráfico. Desde junio de 2011 su redactor jefe es Chris Anderson.

 

El número especial de su 25 aniversario en Mayo de éste año  se componía de un abacedario de 80 palabras, muy bien seleccionadas que definen lo primeros 25 años de Internet. Empieza por “Angry Birds”, “apps”, sigue con “Beta”, “Blogger” y “big data” y continua con “porn”, “Silicom Valley”, “Reddit,” “Memes”, “Microsoft,” “Goatse”, “Failure”, “Trolling” o “Viral”, entre otras. Cada palabra es la entrada a un artículo o una entrevista.

 

Como no podía ser de otra forma, una de las palabras es “Facebook”. Bajo su epígrafe hay una entrevista a Zuckerberg sobre su nuevo lanzamiento “Facebook Home” y en general sobre el futuro de la comunicación. En ella me llamó la atención una idea sencilla pero como poco, evocadora. Mark habla sobre “la ley de Moore de compartir”.

 

La ley de Moore pronosticaba que aproximadamente cada dos años se duplicaría el número de transistores en un circuito integrado y por tanto la capacidad de procesamiento. Hoy se habla aplicar ésta misma lógica a cómo se comparte información y conocimiento en Internet. Como comenta Zuckergerg, que se duplique cada año la cantidad de información compartida no es porque estemos actualizando muchas veces nuestro estado, es porque existe todo un conjunto de variables que vienen del uso de la movilidad, de la forma en que usamos internet que propician que compartamos las cosas que nos están pasando con amigos, conocidos o con el mundo en general.

 

Al principio, compartíamos por completar la información básica en los perfiles de las personas. Luego vieron el actualizar nuestro estado de ánimo y la fotografías que inmortalizan momentos de nuestra vida. Ahora compartimos nuestros gustos, nuestros intereses, nuestros proyectos, a través de aplicaciones como Spotify, juegos on-line, cursos masivos, , apps de todo tipo, etc… Zuckenberg lo tiene claro: La ley de Moore de Compartir no significa que todo esto tenga lugar en Facebook, va a suceder en el mundo y por tanto “Nuestro desafío es hacer que suceda en Facebook”.En tres años a partir de ahora, la personas vamos a estar compartiendo de 8 a 10 veces más cosas de la que compartimos ahora. Facebook piensa que es mejor estar allí cuando eso pase, porque de lo contrario, algún otro servicio lo hará en su lugar.

 

Me cuesta asimilar lo que implica la ley de Moore en la sociedad y su capacidad de asimilar cambios. Moore es el paradigma de los cambios incuantificables: la ley de Moore de los blogs, de las fotos, del espacio para almacenar… Quizás los 25 años empiezan a pesar… aunque nadie podía prever en el 93 lo que hoy significa Internet, bueno quizás Moore sí.

No Comments

Post a Comment